Por años, el Departamento del Transporte de la Florida (FDOT) ha estado planeando la reconstrucción del entronque entre la Interstatal I-95 cerca del downtown y la I-395, un ramal de la autopista nacional que conecta Miami con Miami Beach. Pero ahora, el proyecto ha recibido un inesperado espaldarazo de parte de la nueva administración del presidente Donald Trump.

Documentos obtenidos en exclusiva por el Kansas City Star y The News Tribune de la compañía McClatchy, a la que también pertenece el Nuevo Herald, muestra que el proyecto de la I-95 y la I-395 que cruza cerca del centro de artes, ballet y opera Arsht Center, ha sido incluido en una lista de 50 proyectos de infraestructura de importancia en todo el país que tienen un costo de al menos $137,500 millones, para impulsar su construcción.

Según un artículo publicado por McClatchy, los documentos que fueron obtenidos muestran el interés que el gobierno de Trump podría tener en acelerar y asegurar la construcción de estos proyectos como motores para la creación de empleos. 

Esto se asemeja a la iniciativa de estímulo que promulgó el ex presidente Barack Obama en el 2009 que ayudó en la construcción del masivo distribuidor de vías entre la carretera estatal 836 y 826 cerca del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

COSTO DEL PROYECTO: $800 MILLONES

El nuevo distribuidor vial se acaba de terminar a un costo de más de $560 millones.

El proyecto mencionado en los documentos es una obra ya existente en Miami-Dade cuya planeación y diseño data de hace décadas.

La pieza central del proyecto es la construcción de un puente icónico que reemplazaría al actual que data de hace décadas y que vincula la I-395 con el Viaducto MacArthur. el Tunel al Puerto de Miami y Miami Beach.

Los contratos para comenzar el proyecto se espera que estén listos pronto, pero en una reunión de la Organización de Planeación Metropolitana de Miami-Dade en diciembre, algunos miembros indicaron que les gustaría demorar el proyecto y que los fondos se destinen a promover el transporte público.

El Departamento del Transporte de la Florida (FDOT) tiene planeado comenzar la construcción para finales del 2017 y terminar realizar el proyecto en unos cinco años.

En cuanto al puente, este tendría una altura de más de 500 pies con arcos y pilares de estilo futurista, que quedaría iluminado de forma brillante en las noches. Debajo habría un parque y plaza pública para complementar el Arsht Center.

Bajo el título de Proyectos de Emergencia y Seguridad Nacional, el documento también lleva el subtítulo de Lista de Prioridades. El costo total de todos los proyectos sería de $137,500 millones, con un 50 por ciento proveniente de inversión privada.

En el documento, el proyecto de Miami-Dade es el No. 35 bajo el título “Reconstruccióm de la I-395/I-95”.

El texto de descripción dice: “Los proyectos incluyen el proyecto de reconstrucción de la I-395 y la reconstrucción del pavimento de la I-95, y el proyecto de la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade para la 83611”.

El costo del proyecto en el documento filtrado es de $800 millones, que es el mismo precio mencionado en el sitio web del FDOT en Miami.

 

Mario Díaz, vocero de MDX, dijo que las cifras mencionadas en el documento se refieren a la autopista 836 y el número del proyecto: 11. El proyecto de MDX está relacionado a la reconstrucción del entronque entre I-95 e I-395.

Díaz dijo que MDX no espera recibir dinero de parte de la administración de Trump porque sus proyectos, operaciones y mantenimiento se financian con los ingresos de los peajes.

El primer proyecto mencionado en el documento filtrado es el llamado programa Gateway que incluye la reconstrucción, a un costo de $12,000 millones, de varias líneas de trenes interurbanos entre la ciudad de Nueva York y Newark en el estado vecino de Nueva Jersey.


Associated Press
BBC Mundo
CNN
La Vanguardia
Clarín
El País