El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, participó este viernes en la marcha contra el aborto que se celebra cada año en Washington, convirtiéndose en el primero en ostentar ese cargo en la historia del país que ofrece un discurso a los manifestantes.

"La vida está ganando nuevamente en Estados Unidos", dijo el alto funcionario desde un podio, ante la multitud reunida en la capital estadounidense para la "Marcha por la Vida".

El flamante vicepresidente sostuvo que la lucha contra el aborto vive en el país un "momento histórico". "Eso se hizo evidente en la elección de una mayoría provida en el Congreso", agregó.

Por su parte, los antiabortistas definieron la manifestación como "muy especial" porque, tras ocho años de gobierno demócrata, "por fin" tienen de nuevo una Casa Blanca que está en sintonía con sus convicciones.

"Ahora sí tenemos un gobierno que nos escucha y nos defiende. Las políticas de Barack Obama fueron terribles", explicó Sarah, una joven que participó en la manifestación con sus amigas del grupo de jóvenes de su iglesia.

Una de las primeras órdenes ejecutivas que firmó Trump como presidente, el lunes pasado, fue una que prohíbe el uso de fondos del Gobierno para subvencionar a grupos que practiquen o asesoren sobre el aborto en el extranjero, una política republicana que data de la década de 1980 y que Obama había cancelado.

También participaron en la manifestación la consejera presidencial Kellyanne Conway, los legisladores republicanos Chris Smith, Joni Ernst y Mia Love, así como el arzobispo de Nueva York, el cardenal Timothy Michael Dolan, y la actriz mexicana de telenovelas Karyme Lozano.

Pence, ex gobernador de Indiana, es un conservador y acérrimo defensor de los valores de la familia tradicional.

Con información de AFP y EFE 


Associated Press
BBC Mundo
CNN
La Vanguardia
Clarín
El País