CULIACÁN -- Justo cuando más lo necesitaba, despertaron los bates de Puerto Rico en la Serie del Caribe. Hacerlo contra su mayor rival deportivo fue un bono extra.

 

El jardinero cubano Rusney Castillo pegó jonrón y empujó tres carreras, el bateador designado Iván de Jesús se fue de 4-3 con dos anotadas y tres empujadas y el antesalista David Vidal agregó tres imparables, liderando el triunfo de los Criollos de Caguas puertorriqueños 10-2 sobre los Tigres del Licey de República Dominicana, el sábado, en la penúltima fecha de la primera vuelta de la Serie del Caribe Culiacán 2017.

La ofensiva boricua solamente había producido seis carreras y había permitido 14 antes de su explosión contra ocho lanzadores quisqueyanos. Dominicana apenas ha anotado cuatro carreras en sus primeros tres juegos en el Estadio de Tomateros en la capital del estadio Sinaloa.

Con el triunfo, Puerto Rico (1-3), que había perdido sus primeros tres encuentros de la serie, se colocó en una magnífica posición para avanzar a las semifinales del lunes y, de paso, mandó al cuarto de cuidados intensivos a República Dominicana (0-3), su más enconado adversario deportivo.

Puerto Rico, que no conquista la Serie del Caribe desde el 2000, es el segundo mayor ganador de la historia del torneo fundado en 1949, con 14 títulos, solamente detrás de República Dominicana, que ostenta 19 cetros.

En lo particular, fue el primer triunfo de todos los tiempos para Caguas contra Licey (que salió airoso en los únicos dos choques anteriores entre ambas novenas, en la serie de 1977 en Venezuela), pero también fue la novena derrota consecutiva para los equipos quisqueyanos desde el 2015. Los Gigantes del Cibao cayeron en sus últimos dos compromisos en el 2015 en Puerto Rico y los Leones del Escogido quedaron con 0-4 en Santo Domingo el año pasado.

Los Criollos garantizaron eliminar a los Tigres en caso de que terminen empatados. Pero incluso si se produjera un triple empate, los boricuas tendrían la ventaja para quedarse con uno de los dos puestos en disputa debido a su alto carreraje del sábado.

“Si perdíamos nos íbamos a la casa y si ganábamos construíamos nuestras propias oportunidades de seguir en el torneo”, dijo Luis Matos, el manager de Caguas. “Aún no hemos asegurado nada, pero por el total de carreras que anotamos hoy, nos pusimos en buena posición de avanzar”, dijo Matos.

Acorralados y sin opciones a rehuir la pelea, los Criollos atacaron temprano a los Tigres, anotando dos carreras en la primera entrada por un jonrón de Castillo contra el norteamericano Bryan Evans, quien lanzaba por primera vez desde el 14 de enero. Un elevado de sacrificio de Jonathan Morales impulsó a Jorge Padilla con la tercera vuelta criolla, en la cuarta entrada.

Los Tigres, cuyos bates han estado alarmantemente silenciados desde que arrancó la serie el miércoles, tronaron en la quinta entrada con dos carreras. El jardinero izquierdo Zoilo Almonte bateó una línea por el jardín derecho con las bases llenas que remitió al plato a Engel Beltré y Anderson Hernández, quienes abrieron el episodio con sencillos.

En el cierre del quinto, los puertorriqueños aprovecharon errores del antesalisa colombiano Donovan Solano y el jardinero izquierdo dominicano Mel Rojas hijo en batazo de Castillo para anotar su cuarta rayita, en las piernas de Vidal, quien se embasó por doble. Un toque de Padilla impulsó a Castillo y un sencilo de Jesmuel Valentín acarreó a Rubén Gotay.

Un doble de De Jesús trajo dos vueltas más en la sexta entrada y un sencillo de Castillo remolcó a De Jesús en el octavo acto.

“Los fanáticos ven rivalidades, nosotros nos enfocamos en que es una serie corta y necesitamos ganar cada día, a todos los rivales”, dijo De Jesús, quien batea .692 en la Serie del Caribe.

“Para nosotros, todos los adversarios son iguales. Jugamos igual contra todos los equipos. Este es un torneo de puros campeones de sus ligas y cualquiera te puede vencer”, dijo el manager Matos.


ESPN
Fox Deportes
NBC Deportes
Sport
Record
Lasmayores.com