La actriz Katey Sagal vivió la peor pesadilla por la que puede pasar una madre y encima delante de las cámaras. Estaba embarazada de su primera hija delante de los Estados Unidos, que estaban pendientes de cómo le crecía la barriga en la serie Matrimonio con hijos y, cuando fue de parto antes de tiempo, perdió el bebé. ¿Y por qué hablamos de ella? Acaba de publicar unas memorias y, entre anécdotas, recuerda uno de los capítulos más tristes de la historia de la televisión.

Era 1991. La actriz que algunos recuerdan por esta comedia, por ser la mujer de Locke en Perdidos, por ser la matriarca Gemma Teller en Sons of anarchy o prestar la voz a Leela de Futurama estaba viviendo su mejor momento profesional hasta la fecha. Estaba en la sexta temporada de Matrimonio con hijos y los Globos de oro acababan de nominarla por la deslenguada de Peg.

Los creadores incluyeron el embarazo de Sagal en la trama y tuvieron que buscar una forma de eliminarlo.

Cuando se quedó embarazada, los creadores Michael G. Moye y Ron Leavitt decidieron incluir el embarazo en las tramas. El plan era que los Bundy tuvieran un hijo y centrar tramas alrededor de la nueva maternidad, y así no tendrían que preocuparse por disimular la barriga cada vez más evidente de Sagal. También escribieron un embarazo al personaje de Marcy (Amanda Bearse), la amiga de Peg. Pero detrás de las cámaras las cosas no fueron como estaban previstas.

El bebé se adelantó seis semanas y la pequeña Ruby murió en el parto. Los guionistas decidieron que sería demasiado doloroso para Sagal interpretar la madre de un recién nacido y es por esto que en la sexta temporada, de repente, tanto Peg como Marcy dejaban de estar embarazadas. ¿Cómo introdujeron el cambio argumental? El embarazo había sido una pesadilla de Al, el marido de Sagal en la ficción interpretado por Ed O’Neill, ahora el patriarca de Modern family.

 

Este es uno de los recuerdos sobre los que Katey Sagal reflexiona en Grace Notes y que constituye uno de los capítulos más tristes de la televisión. Tuvo que ausentarse durante cuatro episodios pero ya en su momento explicó a la revista People que el equipo no había podido ser más respetuoso con su tragedia, ni la habían podido apoyar mejor.

La clave estuvo en los siguientes embarazos de la actriz. No solamente decidieron no incluirlos en la trama sino que advertieron a Sagal que no debía preocuparse por nada, que grabarían unas cuantas escenas suyas por adelantado y que mejor descansase en casa durante el embarazo. Así tuvo a Sarah Grace (1994) y Jackson James (1996) mientras su personaje estaba de visita en casa de sus padres.

Los siguientes embarazos tuvieron un final feliz y los guionistas planearon el rodaje para que pudiera descansar

Ahora sólo falta que editen sus memorias en España porque Katey Sagal es una de las mujeres con las vivencias más interesantes de Hollywood. Hija de una guionista y un director de televisión, se encontró viviendo en el mundillo del espectáculo casi sin buscarlo, teniendo la música como principal objetivo.

A los veinte, por ejemplo, trabajaba en un bar musical al lado de la ganadora de dos Grammy Rickie Lee Jones y el que fue el compositor fetiche de Tim Burton, Danny Elfman. Vivió de forma directa otra de las tragedias televisivas más recordadas, la muerte del actor John Ritter, que tenía 54 años y era su compañero de reparto en la serie 8 simple rules. Pero la actriz que ahora trabaja en otra comedia, Superior Donuts, también tiene anécdotas más divertidas.

 

Fue corista de Bette Midler. Tuvo una aventura con Gene Simmons del grupo Kiss. Y, sobre todo, es una de esas mujeres que dice las cosas exactamente como las piensan, razón por la cual hace tan buena pareja con Kurt Sutter, su cuarto marido y uno de los guionistas más polémicos de Hollywood y no solamente porque no deja de decir “fuck”.

Sutter, que entró en disputas públicas con el creador de Mad men porque consideraba que se comportaba como una diva con sus exigencias salariales, le escribió además uno de los papeles femeninos más potentes de la última década en Sons of anarchy como creador de la serie. Y desde 2007 disfrutan juntos de su cuarta hija, Esmé Louise, que tuvo mediante una madre subrogada.

Actualmente está casada con el guionista Kurt Sutter y tuvo una cuarta hija con él llamada Esmé Louise


Telemundo
Univisión
Vanity Fair
¡Hola!
TVyNovelas
Excelsior