Fernando Alonso ha calificado de “regalo divino” el decimotercer puesto conseguido en la clasificación del Gran Premio de China después de que “las previsiones fueran pesimistas” tras los problemas que McLaren tuvo en los entrenamientos del viernes y que en la Q2 ”tuvimos stress al no arrancar el motor al principio” de la Q2.

En declaraciones a Movistar, al asturiano le recordaban sus palabra desde la radio de su coche a su equipo: “he empujado como un animal”. Alonso ha respondido que “han sido de las mejores vueltas que he dado en mi carrera. Ha sido un segundo milagro en dos carreras. Me siento capaz de tirar al máximo y me siento cómodo conduciendo”.

El bicampeón mundial se mostraba optimista ante la previsión de pista mojada para la carrera de mañana domingo. “Tenemos que aprovechar cualquier oportunidad que se presente e intentar coger algún punto con la lluvia”, ha dicho el piloto, quien reconocía que en seco “estaríamos entre el 15 y el 16 en las rectas”.


ESPN
Fox Deportes
NBC Deportes
Sport
Record
Lasmayores.com