Malas noticias para el Barça y para Luis Enrique. Los peores temores se han confirmado y Neymar ha sido sancionado con tres partidos por el Comité de Competición tras su expulsión en Málaga. Una decisión que impedirá al brasileño, uno de los futbolistas azulgranas más en forma, disputar el decisivo clásico del Santiago Bernabeu el próximo 23 de abril.

Neymar fue expulsado en La Rosaleda por doble amarilla. La primera, por atarse las botas, dificultando el saque de una falta. La segunda, por dar una patada a un rival. Dos acciones que le hubieran significado un partido de sanción. Pero el brasileño aplaudió al colegiado antes de irse a los vestuarios y Gil Manzano no dudó en reflejarlo en el acta. Una desconsideración que le ha valido dos partidos de sanción más, según Competición, por infracción del artículo 117 del Reglamento Disciplinario, lo que le condenará a perderse el clásico.

Neymar se perderá los duelos frente a Real Sociedad, Real Madrid y Osasuna

 

En un principio, si el más que probable recurso del Barça no prospera, Neymar se perdería los duelos ligueros contra Real Sociedad y Osasuna en el Camp Nou, y el desplazamiento a Madrid para jugar en el Bernabeu. El brasileño reaparecería en la jornada 35, en el derbi catalán frente al Espanyol que tendrá lugar en Cornellà.


ESPN
Fox Deportes
NBC Deportes
Sport
Record
Lasmayores.com