A sus 33 años Mila Kunis se ha convertido en una de las actrices más solicitadas en Hollywood, y también en un ejemplo de que ser madre y esposa no debe ser un impedimento en tu carrera o algo aburrido cuando eres parte de una industria que siempre te exige estar presente. Sin embargo, a pesar de amar su trabajo, las prioridades cambiaron desde el momento que su primera hija nació.

Después del nacimiento de Wyatt, Mila regresó al cine con Jupiter Ascending junto a Channing Tatum. En su momento, durante una entrevista que dio en 2014 a W Magazine, la actriz ucraniana reconoció que si bien amaba la ciencia ficción y lo que hace, tomaría una decisión que a muchos no les agradaría:

"He decidido tomar un año sabático. Nunca he deseado ser esa persona que sólo tiene negocios en la cabeza. Para mí este trabajo siempre ha sido un hobby que terminó en una gran profesión, pero no como o respiro sólo por actuar... Estoy segura de que Meryl Streep tiene otro punto de vista, pero estoy muy emocionada de ser mamá de tiempo completo", confesó en ese momento y lo cumplió. 

Después de esta cinta de los hermanos Wachowski, Mila se tomó una largas vacaciones durante las cuales se le vio muy poco, ocasionalmente junto a Ashton Kutcher y su hija.

En ese periodo, la protagonista del Cisne Negro volvió a embarazarse, tuvo a su segundo hijo, Dimitri, y meses después filmó otro gran éxito en su carrera Malas Madres, la cual tendrá una secuela navideña que veremos este año, pero que nos deja claro que es muy posible que fuera de participación como la voz de Meg en Padre de familia, Mila no será vista en una alfombra roja o protagonizando otra película hasta 2018 o 2019 o... No se sabe.


Telemundo
Univisión
Vanity Fair
¡Hola!
TVyNovelas
Excelsior