MADRID (Reuters) - El tenista escocés Andy Murray, número uno del mundo, jugará el Abierto de Barcelona de la próxima semana buscando ritmo en tierra batida mientras se prepara para Roland Garros.

Murray tomó la decisión el viernes tras la sorprendente derrota ante el español Albert Ramos en los octavos de final del Abierto de Montecarlo. Originalmente, el escocés solamente iba a jugar en Madrid y Roma antes de Roland Garros.

Murray sufrió una lesión de codo en marzo y el miércoles volvió a jugar tras cinco semanas alejado del circuito.

 


ESPN
Fox Deportes
NBC Deportes
Sport
Record
Lasmayores.com