El argentino Leo Messi, el uruguayo Luis Suárez y el brasileño Neymar, los tres astros sudamericanos del FC Barcelona, se repartieron los cuatro goles con los que el conjunto culé se deshizo este sábado del Villarreal (4-1) en su carrera por dar alcance al Real Madrid en el liderato del campeonato español.

Precisamente el conjunto ´blanco´ cumplió los pronóstico barriendo 4-0 al ya descendido Granada en su cancha con un doblete la cuarta estrella global sudamericana en discordia, el colombiano James Rodríguez.

- El tridente se pone a 100 -

Dos goles de Messi, uno de Suárez, y otro de Neymar permitieron al Barça mantenerse vivo en la pelea por la Liga y al tridente alcanzar los 101 goles esta temporada entre todas las competiciones, una cifra superada en los tres cursos desde que forman constelación con la elástica blaugrana.

Messi, con más de la mitad (51), es el que más ha colaborado para rebasar el centenar. Virtualmente ganador del trofeo ´Pichichi´ al máximo goleador de la liga española, aventaja a su compañero Suárez en nueve dianas cuando sólo restan dos fechas para el final del campeonato.

Cual si de un movimiento de acción-reacción se tratase, Messi respondió con un nuevo partidazo en Liga a la reciente exhibición del portugués Cristiano Ronaldo esta semana con el Real Madrid en la Liga de Campeones.

A falta de la última palabra del joven argentino de la Juventus Paulo Dybala, del italiano Gianluigi Buffon, o del francés del Atlético de Madrid, Antoine Griezmann, Messi y Ronaldo se postulan como máximos favoritos para engrosar su palmarés en el Balón de Oro.

Al filo del descanso, cuando el empate a uno campeaba en el marcador, Messi volvió a poner por delante a los suyos al culminar una diagonal hacia adentro con un zurdazo raso y cruzado desde la frontal del área.

Ya en el 82, con el partido resuelto, regaló al Camp Nou un siempre llamativo y arriesgado lanzamiento desde los once metros al estilo Panenka para poner el broche a la goleada de su equipo a su actuación personal.

- El ballet de Neymar -

El primer gol había sido obra de Neymar, el menos prolífico de los tres en la faceta goleadora, con 10 tantos en Liga, 4 en ´Champions´ y 2 en Copa del Rey, pero que volvió a ser el jugador desequilibrante que asombra al mundo a la vez que martiriza a las defensas. En el minuto 21 había abierto el marcador al embocar un balón luego de un centro de Suárez para Messi y el posterior centro-chut del argentino.

"No conviene nunca exagerar en el fútbol, lo que sí está claro es que la interpretación de Neymar del fútbol es totalmente diferente a, no voy a decir ya a los futbolistas, sino a cualquier brasileño", dijo de él su técnico, Luis Enrique, en la rueda de prensa posterior al partido.

"Entiende el fútbol como un arte, hace disfrutar a todos con regates inverosímiles. La mayoría de regates en el campo no me da tiempo a verlos a la velocidad que los hace", añadió el técnico español antes de finalizar comparando el juego de Neymar con el ballet.

"Las cosas que hace Neymar se parecen mas a ballet que a un regate de fútbol, es bonito, efectivo y espectacular", sentenció sobre el astro de la ´Canarinha´ que llevaba desde el 2 de abril sin ver puerta en Liga.

"Jugadores como Neymar hacen mucho bien al fútbol", declaró a pie de campo su compañero, el central internacional español Gerard Piqué.

La fiesta ´sudamericana´ no habría sido completa sin la aportación del ´charrúa´ Luis Suárez, quien luego de varias semanas reñido con el gol, ha vuelto a tomar carrera y acumula tres en las dos últimas fechas.

Suárez recibió un balón dentro del área y lo envío al fondo de la red luego de driblar al defensa y disparar un derechazo raso que tocó en el arquero.

"Hay que disfrutar de ellos ya que no van a ser eternos. El día que nos falten los encontraremos a faltar", proclamó Jordi Mestre, vicepresidente del Barça.


ESPN
Fox Deportes
NBC Deportes
Sport
Record
Lasmayores.com