El defensa del Barcelona, Gerard Piqué, que tuvo que ser ingresado a un hospital, aquejado de malestar general, recibido el alta este domingo, según informaron los servicios médicos de la entidad catalana.

Piqué no entrenó durante toda la semana, a causa de un malestar general con dolor abdominal, que finalmente precisó su ingreso en un hospital.

El jugador ha recibido el alta hospitalaria y continuará con tratamiento para recuperarse. La evolución determinará su vuelta a los entrenamientos.

La evolución de su proceso vírico marcará su disponibilidad en los próximos partidos, el último encuentro de La Liga ante el Eibar y la final de la Copa del Rey contra el Deportivo Alavés.

La ausencia de Piqué para el partido de hoy ante la UD Las Palmas de supone un contratiempo importante para Luis Enrique, que deberá improvisar en defensa y seguramente Javier Mascherano ocupará el lugar de Gerard, pues Mathieu y Aleix Vidal están lesionados, y Sergi Roberto, suspendido.


ESPN
Fox Deportes
NBC Deportes
Sport
Record
Lasmayores.com