(CNN) - La ministra del Interior de Gran Bretaña, Amber Rudd, calificó este miércoles las filtraciones de Estados Unidos de la investigación sobre el ataque en Manchester como “irritantes” y dejó claro que esto “no debe volver a suceder”.

Una serie de detalles sobre el mortal ataque de este lunes en un concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena se han filtrado desde fuentes estadounidenses antes de que fueran dadas a conocer por funcionarios británicos o la policía de ese país.

“La policía británica ha sido muy clara en que quieren controlar el flujo de la información con el fin de proteger la integridad de la operación, el elemento sorpresa”, dijo Rudd al programa Today de BBC Radio 4. “Así que es muy irritante si se filtra desde otras fuentes y he sido muy clara con nuestros amigos de que eso no debe volver a suceder”.

Cuando se le preguntó si las filtraciones de fuentes estadounidenses han comprometido la investigación en curso, Rudd dijo que “no iría tan lejos”.

“Puedo decir que ellos están perfectamente claros sobre la situación y que eso no debería volver a suceder de nuevo”, agregó.

 

El nivel de amenaza terrorista de Gran Bretaña fue elevado a crítico por primera vez en una década luego del atentado de este miércoles —lo que significa que hay más ataques inminentes— mientras los investigadores buscan rastrear cualquier asociado del sospechoso, un joven de 22 años identificado como Salman Abedi.

Rudd dijo más temprano en Sky News que espera que el nivel de amenaza crítico sea temporal. También dijo que el atacante era conocido “hasta cierto punto” por los servicios de inteligencia.

Se cree que Abedi murió en la poderosa explosión, aunque no ha sido formalmente identificado por un forense, dijo la policía de Manchester.

Estados Unidos es uno de los socios claves de inteligencia de Gran Bretaña. Ambos países comparte información sensible como parte de la alianza de los “Cinco Ojos”, que también incluye a otros países como Canadá, Australia y Nueva Zelandia.

Los detalles surgieron rápidamente de Estados Unidos inmediatamente después del ataque. Por ejemplo, funcionarios de Estados Unidos le dijeron a CNN que el ataque parecía ser un atentado suicida y que un hombre en la escena del sitio fue identificado como el probable atacante suicida.

El gobierno de Estados Unidos ha estado bajo escrutinio por el manejo de inteligencia la extranjera en los días recientes luego de los reportes de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, compartió información secreta proveniente de Israel durante una reunión en la Casa Blanca con funcionarios rusos.


Associated Press
BBC Mundo
CNN
La Vanguardia
Clarín
El País