(CNN) - Corea del Norte dijo que disparó un nuevo tipo de misil balístico el lunes, demostrando su capacidad para llevar a cabo un ataque de alta precisión.

Los expertos, sin embargo, han expresado su escepticismo, señalando que no hay manera de verificar de forma independiente los resultados de la prueba.

La cabeza explosiva se quedó solo a siete metros de su punto de destino, según un comunicado de la agencia de noticias estatal de Corea del Norte.

El informe de la KCNA no dio la distancia que cubrió el misil, pero los monitores de Japón y Corea del Sur dijeron que voló 400 kilómetros sobre el Mar de Japón, o Mar del Este, desde un punto de lanzamiento en Wonsan, en la costa este de Corea del Norte.

KCNA dijo que la prueba del lunes demostró su capacidad para poner en marcha y dirigir una ojiva equipada "con alas de control", que le permiten hacer correcciones en pleno vuelo para una mayor precisión.

Corea del Norte también afirmó haber disparado el misil de lunes desde un nuevo vehículo autopropulsado, lo cual, de ser cierto, daría a Pyongyang la capacidad de lanzar misiles mucho más rápido que en comparación con los sistemas anteriores.

El nuevo sistema de misiles y lanzamiento fueron exhibidos por primera vez en un desfile militar en Pyongyang en abril, dijo KCNA.

Bruce Bennett, investigador principal de defensa internacional en Rand Corp, un think thank sobre política global con sede en California, expresó sus dudas sobre las afirmaciones de éxito de Corea del Norte.

Varios expertos dicen que el misil probado el lunes también fue probado dos o tres veces sin éxito durante marzo y abril, dijo Bennett a CNN.

"Mi primera inclinación es suponer que el misil de Corea del Norte no era muy preciso. Después de todo, Kim Jong Un estaba ansioso por tener un patrón de éxitos en las prueba de misiles después de tantos fracasos desde finales de marzo y abril", dijo.

El lanzamiento del lunes fue la tercera prueba de este tipo de Corea del Norte en menos de tres semanas.

Corea del Norte disparó 12 misiles en nueve pruebas hasta el momento en 2017. Hizo 10 lanzamientos en el mismo período en 2016.

Los analistas dicen que todas las pruebas de Corea del Norte, exitosas o no, proporcionan información que acercan al país a su meta de construir un misil que pueda llegar a los EE.UU.

El 14 de mayo, Corea del Norte disparó lo que los analistas calificaron como su prueba de mayor éxito en su búsqueda para desarrollar misiles balísticos capaces de transportar ojivas nucleares.

Pero Bennett dice que el éxito futuro está lejos de ser garantizado.

"Como Corea del Norte demostró el año pasado con sus pruebas de misiles Musudan, un lanzamiento con éxito tras una serie de fracasos no significa que el misil ya funcionará siempre. Con las pruebas de los Musudan hubo cinco fallos, un éxito, y luego dos fracasos más", dijo.

La prueba del lunes provocó protestas inmediatas de Japón y Corea del Sur. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, incluso prometió "medidas concretas" en respuesta a la prueba, y los jefes de Defensa de Corea del Sur dijeron que su vecino del norte se enfrentaría a "un fuerte castigo de nuestro Ejército".

El presidente estadounidense, Donald Trump, tuiteó que Corea del Norte mostró "gran falta de respeto" por su aliado de larga data, China, con la prueba.

China pidió a Pyongyang suspender sus ensayos nucleares y de misiles mientras que invitó a EE.UU. a detener los ejercicios militares en y cerca de la Península de Corea, considerados por Pyongyang como una amenaza a su soberanía.

Bennett dijo que la frecuencia de las pruebas de misiles de Kim puede indicar una cierta inestabilidad en Corea del Norte, tal vez cierto descontento con el régimen entre las élites de Corea del Norte.

"Su insistencia en repetir pruebas, a pesar incluso de que China no estar contento con ellas, sugiere que él tiene algo que demostrar internamente", dijo Bennett.


Associated Press
BBC Mundo
CNN
La Vanguardia
Clarín
El País